Biometría de iris vs retina

Biometría de Iris y Retina son diferentes

Uno de los temas más recurrentes que enfrenta la industria biométrica es que a menudo se comprende mal la tecnología, lo que a su vez provoca una perpetua resistencia a su uso y genera interpretaciones basadas en una falta general de conocimiento.


Biometría de iris vs retina
Biometría de iris vs retina

No hay mejor evidencia de la continua confusión que reina sobre esta tecnología, que la idea de que la biometría del iris y de la retina son una misma. Déjenme explicar las diferencias distintivas que existen entre estas dos formas únicas de identificación biométrica.
En biometría, el escaneo de iris y de retina son denominados como tecnologías de identificación “oculares”, lo que quiere decir que se basan en las características fisiológicas únicas de los ojos para identificar un individuo. Aunque ambas comparten una parte del ojo para fines de identificación, esas modalidades biométricas son muy diferentes en cuanto al modo de funcionamiento.
Escaneo de retina
La retina humana es un tejido fino compuesto de células neurales situadas en la porción posterior del ojo. Debido a la compleja estructura de las venas capilares que suministran sangre a la retina es que la retina de cada persona es única. La red de vasos sanguíneos en la retina es tan compleja que ni siquiera dos gemelos idénticos comparten el mismo patrón. Aunque los patrones de la retina pueden alterarse en caso de diabetes, glaucoma o trastorno degenerativo de la retina, ésta típicamente se mantiene sin variación desde el nacimiento hasta la muerte.
Un identificador biométrico conocido como escaneo de retina, se emplea para mapear los patrones únicos de la retina de una persona. Los vasos sanguíneos dentro de la retina absorben luz con más rapidez que el tejido circundante y se identifican fácilmente con una iluminación apropiada.
El escaneo de retina se realiza dirigiendo un rayo imperceptible de luz infrarroja de baja energía hacia el ojo de la persona cuando esta mira a través de la pieza ocular del escáner. Ese rayo de luz traza una ruta estandarizada sobre la retina. Como los vasos sanguíneos de la retina son más absorbentes de esa luz que el resto del ojo, la cantidad de luz reflejada varía durante el escaneo. El patrón resultante de las variaciones es convertido a código informático y se guarda en una base de datos.
Escaneo de iris
El iris es una estructura fina y circular del ojo, que controla el diámetro y tamaño de la pupila, y por tanto la cantidad de luz que alcanza la retina. El reconocimiento de iris es un método automatizado de identificación biométrica, que emplea técnicas matemáticas para reconocimiento de patrones en imágenes de video del iris de los ojos de un individuo. Estos patrones aleatorios son únicos y pueden verse a cierta distancia.
A diferencia del escaneo de retina, el reconocimiento de iris utiliza tecnología de cámara con una sutil iluminación infrarroja para adquirir imágenes de las intrincadas estructuras del iris. Las matrices digitales codificadas de esos patrones mediante algoritmos matemáticos y estadísticos permiten la identificación positiva de un individuo. La búsqueda en las bases de datos de las matrices registradas se realiza mediante motores de asociación a velocidades que se miden en millones de matrices por segundo, y las tasas de falsa coincidencia son cifras infinitesimales.
Cientos de millones de personas en todo el globo se han registrado en sistemas de reconocimiento de iris por razones de conveniencia y seguridad, desde los procesos automatizados de cruce de fronteras hasta las funciones de tarjetas nacionales de identificación. Una ventaja esencial del reconocimiento de iris, además de la rapidez de la asociación y su extrema resistencia a las falsas coincidencias, es la estabilidad del iris como órgano ocular interno, protegido, y pese a ello, visible externamente.
Similitudes y diferencias
Aunque tanto el escaneo de iris como el de retina son tecnologías biométricas oculares, existen diferencias distintivas que separan claramente ambas modalidades. El reconocimiento de iris emplea una cámara, similar a cualquier cámara digital, para capturar una imagen del iris. El iris es el anillo coloreado en torno a la pupila del ojo y es el único órgano interno visible desde fuera del cuerpo. Esto permite que pueda emplearse un método no intrusivo para capturar una imagen, ya que se puede simplemente tomar una foto del iris desde cierta distancia.
El escaneo de retina, por otra parte, requiere un encuentro muy cercano con un dispositivo de escaneo que envía un rayo de luz hacia lo profundo del ojo para capturar una imagen de la retina. Como la retina está situada en el fondo del ojo, el escaneo de la retina no es ampliamente aceptado debido al proceso intrusivo que se requiere para capturar una imagen.
Similitudes:
  • Bajas tasas de falsas aceptaciones y falsos rechazos
  • Alta confiabilidad, porque dos personas no pueden tener igual patrón de iris o retina
  • Rápida verificación de los datos biométricos
  • Fuerte protección contra algunos ataques de suplantación (spoofing), ya que las capilares del iris y la retina se descomponen con demasiada rapidez y no permiten el empleo de un ojo amputado para obtener acceso
Diferencias:
  • La precisión de medición del escaneo de retina puede ser afectada por la enfermedad; la textura del iris se mantiene increíblemente estable
  • El escaneo de retina requiere estar bien cerca de una pieza ocular, como se hace al mirar por un microscopio; la captura del iris es un proceso fotográfico normal y puede realizarse a distancia
  • Los datos biométricos de retina son complejos y han tenido una baja aceptación comercial; el escaneo de iris es ampliamente aceptado como una modalidad comercialmente viable
  • El escaneo de retina se considera como invasivo; el de iris no es considerado invasivo.

    Terminal de accesos mediante iris
     Rendimiento de los sistemas biometricos

No hay comentarios:

Publicar un comentario